martes, 19 de julio de 2016

Sociedad Atlética de Alcantarilla

Hoy he decidido dejar de lado por un momento el egocentrismo Jorgiano sobre el que se yergue el Blog para escribir acerca de un tercero cuya presencia en la carrera deportiva de Jorge (carrera, deportiva, je je) ha sido clave e imprescindible. Quiero presentaros a Juan Carlos Abellán Barnés, fundador de la escuela deportiva de Alcantarilla y del club Nutribán Sociedad Atlética de Alcantarilla.

 Juanca
Hace tiempo que llevo queriendo escribir esta entrada, y varias han sido las ocasiones en las que he querido hacerlo pero nunca he llegado a consumarla; como cuando intentaba leer Cien años de Soledad, cien veces la empecé y solo tuve valor de terminarla una vez. Y es que tras esta gran temporada abusando de los demás atletas y clubes y acaparando chapitas y récords allá donde pisaba (regionales, nacionales e internacionales), creo que ha llegado el momento de hacerlo.

Pero antes, un poquito de historia...

La primera vez que pensé en escribir esto fue cuando gracias a mucho trabajo, y de la mano de Juanca, conseguí clasificarme para el Cto, de Europa en Francia con el equipo cadete (para cuya preparación me machacó aún más todavía). En aquel entonces, allá por el 2012, en la escuela municipal de atletismo que encabezaba Juanca todavía estábamos en el polideportivo municipal de Alcantarilla . Un circuito de césped artificial en torno a un campo de fútbol y un gimnasio compuesto por un par de máquinas y platos y balones medicinales guardados en la oficina serían los recursos con los que comenzaría este club. Los ejercicios de barra, por otro lado, se hacían bajo las gradas, y las cuestas en una pequeña rampa detrás de las mismas.

Reunión de trogloditas
Más adelante, cuando el club ya había crecido un poquito más y se había asentado en la pista de atletismo que poco después se abrió junto al polideportivo, conseguí clasificarme para el Mundial Escolar Cadete de Portugal 2013; fue entonces cuando volví a pensar en dedicarle estas palabras. Y así de nuevo lo hice cuando quedé Campeón de España de media distancia y conseguí otras cuantas chapas en el Campeonato de España Escolar en 2013.

Entonces marché a Canadá, y para cuando regresé, ya para ir directo a Madrid y la Blume, la escuela y el club que había dejado con apenas unas decenas de chiquillos se había convertido en una gran familia de muchos miembros. Creo que si algo ha caracterizado a Juanca y a la Sociedad Atlética de Alcantarilla es que podrían definirse tal cual, como una familia. No importa las broncas que te puedan haber caído por no entrenar bien, o hablar demasiado y no centrarte y dejar centrarse a los demás en sus ejercicios, o por llegar tarde... uno siempre se siente parte de un todo, de algo mayor que uno mismo para cuyo bien trabaja... "¡las rodillas bien altas!" me decía en los últimos 200m de las series de mil!!!!!

Y todavía alguno se atreve a preguntar "¿hoy se entrena?" por el whatsapp cuando está lloviendo.

Juanca siempre decía que el tiempo y el trabajo ponen a cada uno en su lugar, sólo que para poder comprobarlo con mis propios ojos he necesitado precisamente eso: tiempo y trabajo.  Si algo he aprendido de él ha sido el espíritu de sufrimiento y la paciencia (pues el trabajo realmente duro no siempre cosecha los resultados esperados). Creo que la famosa cita de Baroja que me acompaña desde que la descubrí encaja perfectamente con su filosofía de trabajo:

Un paraíso regalado no complace al creyente, la mitad del mérito de la gloria está en su dificultad

Trogloditas crecidos
Él cogió a los chavales y los trabajó desde chiquitos, desde trogloditas, y este año no paro de ver como esos trogloditas que ahora están ya algo maduros no paran de cosecharle récords regionales o medallas en los nacionales. Como colofón, dos de sus atletas consiguen Oro y Plata en 100m y Salto con Pértiga en el Cto. de España Juvenil respectivamente y se clasifican para el Cto. de Europa Juvenil,  del cual vuelven con una Plata en el relevo Medley (100-200-300-400m).


En definitiva, lo que comenzó como una modesta escuela municipal de atletismo con cuatro chiquillos, sin ni siquiera pista de atletismo, se ha convertido en un gran club con cierto potencial en el panorama nacional del deporte base. Más aún, el club se ha convertido en algo de lo que uno se siente orgulloso de formar parte incluso desde la ausencia y la distancia.


Con este rollazo quiero, por tanto Juanca, darte la enhorabuena:

 la enhorabuena por tu trabajo, 
por tus lecciones, 
por tu constancia,
 por tus éxitos, y sobre todo,
 por los que están por venir.

Como decías, el tiempo nunca se equivoca, te ha puesto en tu sitio y en tu lugar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

No me seas rata y firma el comentario