martes, 19 de julio de 2016

Sociedad Atlética de Alcantarilla

Hoy he decidido dejar de lado por un momento el egocentrismo Jorgiano sobre el que se yergue el Blog para escribir acerca de un tercero cuya presencia en la carrera deportiva de Jorge (carrera, deportiva, je je) ha sido clave e imprescindible. Quiero presentaros a Juan Carlos Abellán Barnés, fundador de la escuela deportiva de Alcantarilla y del club Nutribán Sociedad Atlética de Alcantarilla.

 Juanca
Hace tiempo que llevo queriendo escribir esta entrada, y varias han sido las ocasiones en las que he querido hacerlo pero nunca he llegado a consumarla; como cuando intentaba leer Cien años de Soledad, cien veces la empecé y solo tuve valor de terminarla una vez. Y es que tras esta gran temporada abusando de los demás atletas y clubes y acaparando chapitas y récords allá donde pisaba (regionales, nacionales e internacionales), creo que ha llegado el momento de hacerlo.

Pero antes, un poquito de historia...

La primera vez que pensé en escribir esto fue cuando gracias a mucho trabajo, y de la mano de Juanca, conseguí clasificarme para el Cto, de Europa en Francia con el equipo cadete (para cuya preparación me machacó aún más todavía). En aquel entonces, allá por el 2012, en la escuela municipal de atletismo que encabezaba Juanca todavía estábamos en el polideportivo municipal de Alcantarilla . Un circuito de césped artificial en torno a un campo de fútbol y un gimnasio compuesto por un par de máquinas y platos y balones medicinales guardados en la oficina serían los recursos con los que comenzaría este club. Los ejercicios de barra, por otro lado, se hacían bajo las gradas, y las cuestas en una pequeña rampa detrás de las mismas.

Reunión de trogloditas
Más adelante, cuando el club ya había crecido un poquito más y se había asentado en la pista de atletismo que poco después se abrió junto al polideportivo, conseguí clasificarme para el Mundial Escolar Cadete de Portugal 2013; fue entonces cuando volví a pensar en dedicarle estas palabras. Y así de nuevo lo hice cuando quedé Campeón de España de media distancia y conseguí otras cuantas chapas en el Campeonato de España Escolar en 2013.

Entonces marché a Canadá, y para cuando regresé, ya para ir directo a Madrid y la Blume, la escuela y el club que había dejado con apenas unas decenas de chiquillos se había convertido en una gran familia de muchos miembros. Creo que si algo ha caracterizado a Juanca y a la Sociedad Atlética de Alcantarilla es que podrían definirse tal cual, como una familia. No importa las broncas que te puedan haber caído por no entrenar bien, o hablar demasiado y no centrarte y dejar centrarse a los demás en sus ejercicios, o por llegar tarde... uno siempre se siente parte de un todo, de algo mayor que uno mismo para cuyo bien trabaja... "¡las rodillas bien altas!" me decía en los últimos 200m de las series de mil!!!!!

Y todavía alguno se atreve a preguntar "¿hoy se entrena?" por el whatsapp cuando está lloviendo.

Juanca siempre decía que el tiempo y el trabajo ponen a cada uno en su lugar, sólo que para poder comprobarlo con mis propios ojos he necesitado precisamente eso: tiempo y trabajo.  Si algo he aprendido de él ha sido el espíritu de sufrimiento y la paciencia (pues el trabajo realmente duro no siempre cosecha los resultados esperados). Creo que la famosa cita de Baroja que me acompaña desde que la descubrí encaja perfectamente con su filosofía de trabajo:

Un paraíso regalado no complace al creyente, la mitad del mérito de la gloria está en su dificultad

Trogloditas crecidos
Él cogió a los chavales y los trabajó desde chiquitos, desde trogloditas, y este año no paro de ver como esos trogloditas que ahora están ya algo maduros no paran de cosecharle récords regionales o medallas en los nacionales. Como colofón, dos de sus atletas consiguen Oro y Plata en 100m y Salto con Pértiga en el Cto. de España Juvenil respectivamente y se clasifican para el Cto. de Europa Juvenil,  del cual vuelven con una Plata en el relevo Medley (100-200-300-400m).


En definitiva, lo que comenzó como una modesta escuela municipal de atletismo con cuatro chiquillos, sin ni siquiera pista de atletismo, se ha convertido en un gran club con cierto potencial en el panorama nacional del deporte base. Más aún, el club se ha convertido en algo de lo que uno se siente orgulloso de formar parte incluso desde la ausencia y la distancia.


Con este rollazo quiero, por tanto Juanca, darte la enhorabuena:

 la enhorabuena por tu trabajo, 
por tus lecciones, 
por tu constancia,
 por tus éxitos, y sobre todo,
 por los que están por venir.

Como decías, el tiempo nunca se equivoca, te ha puesto en tu sitio y en tu lugar.




jueves, 14 de julio de 2016

La ley del cincuenta por ciento

J. D. Salinger condenó al joven Holden Cauldfiel a vivir con la eterna duda de qué ocurría con los patos de Central Park cuando llegaba el invierno... ¿Se los comerían los indigentes? ¿Migrarían hacia otro parque? ¿podían acaso volar aquellos patos? ¿los llevarían a un zoo de patos?. Si Holden tuviera la suerte de Augusto Pérez, estoy seguro de que Salinger lo sacaría de dudas. Y es que ahora soy yo el que tiene una de esas dudas existenciales cuyo misterio uno necesita resolver:

¿Cómo demonios ha llegado todo ese polvo a mis zapatillas de correr si las deje en una bolsa bien guardaditas tras el Cto. España Universitario?

Hoy, un 13 de Julio de 2016,  dos mesazos, sesenta y un diacos, mil cuatrocientas sesenta y cuatro horacas desde la última vez que las usé, he tenido el placer de desempolvarlas y volver a sentirme vivo: el entumecimiento de los músculos, el sudor cayendo por la frente, un corazón que dice basta y una mente que quiere más...
Mis rubias



Mientras sus compañeros se dedicaban a pulir sus cualidades para demostrar su valía en Suiza, a este pequeño ser no le quedó otra que aceptar su condición de Tullido Mayor del reino, olvidarse tanto de los baños como de tomar el  sol y decir adiós a cualquier forma de ejercicio físico (una visión bastante trágica del verano); y todo ello para abandonarse a las rubias (y a mi morenaza, the one and only), a Juego de Tronos, a las noches de cartas y parque, a Delibes y a Cela... Y es que uno le coge cariño a la curvita de la felicidad que con tanto ahínco y mimo uno ha ido cultivando (casi como a un Pou).




                         Evolución de Jorge Mayo- Julio


No obstante, la vida es una lucha constante, una cacería cruel en la que nos vamos devorando los unos a los otros (así lo dice el maestro donostiarra) y con la llegada de la luz verde,  es momento de decir adiós a la lujuria y al pecado carnal durante los rituales de la ingesta y el sueño. Unos cuantos ejercicios con el bosu, un poco de core y un rodaje de escasos 30 minutos me han servido para confirmar mi suposiciones acerca de todo el trabajo que me queda por delante hasta poder volver a ser Jorge; de nuevo me he sentido pesado y torpe corriendo. Volver al camino recto del guerrero y al 6-pack, redescubrirme de nuevo en la liturgia del entrenamiento día a día y no morir ahogado en agujetas es el objetivo de lo que queda de Julio; ya encontraré de nuevo la armonía de mi biomecánica y la libertad en el bosque durante Agosto y sus noches pardas. Los tobillos, por descontado, van a ser trabajados a conciencia 2 veces por día, ya voy curado de espanto.

La ley del 50%, el cara o cruz, va a ser crucial en este mes y medio que tengo por delante. ¿Conseguiré doblegarla a mi favor para vencer las pequeñas escaramuzas que me sacudirán cuando dude si entrenar o perrear un día? Si no me pongo las pilas a este ritmo me voy a convertir en un tonel y no voy a poder verme los pies...

...y a mí me gustan mucho mis pies

Y así se demuestra que la historia es cíclica...volvemos a buscar el triángulo equilátero.


PD: os voy a echar de menos, rubias.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Las cosas buenas no deberían cambiar nunca

Liberado de sus cadenas y sus compromisos deportivos de alto standing, para bien o para mal, Jorge puede permitirse el lujo de simplemente volver a disfrutar.















Próxima parada: Campeonato de España Univesitario en Granada

lunes, 18 de abril de 2016

Acto 3 Escena 1

Amanece otro día más en Santa Comba, esta vez los gorriones, y de nuevo Apolo avisa al Jorge Pensante de que es hora de comenzar un nuevo día con unos rayos que, furtivos, se cuelan a través de su persiana, atraviesan sus párpados cerrados y llegan hasta su mente. Con la llegada del rey sol, el murmullo del 46 bajo su ventana fecunda su mente a través de sus oídos.

Es  temprano por la mañana, y quizá todos y cada uno de los seres con los que Jorge comparte sin que ellos lo sepan un ratito de su tiempo continúen con su rutina. El señor mayor de abrigo marrón y cara arrugada volverá a encenderse un cigarro y a apagarlo rasgándolo contra la papelera de la 868; la chica de pelo rubio, largo y ondulado, apurará una vez más la hora de salir de casa y correrá para coger el bus; y el autobusero de melena Slash le dará los buenos días una vez más a Jorge a las 8:00 cuando suba al 46 destino Sevilla.

Como es costumbre, por las mañanas temprano Jorge piensa, su res cogitans despierta de su letargo nocturno y echa carbón a la locomotora. Esta vez se pregunta por qué Cronos decidió en su momento el hacer del tiempo un pez que se muerde la cola, que se caga y se vomita constantemente para llegar a ningún lugar. Después de un año en Medicina le parece extraño que la naturaleza permita a algo tan sin sentido persistir su existencia. Y es que cada vez que cierra lo ojos la escena se repite: control 1 con ganas de reventar la carrera y en la salida hacia el punto 2...crack... un hoyo lo acecha y se medio lleva su tobillo; Jorge se arrastra por un camino, lucha por mantener la cabeza serena y el tobillo funcionando. Tres semanas después, la misma historia se repite recogiendo balizas en un entrenamiento, y a los cuatro días otra vez, sólo que esta vez Jorge está solo en la Casa de Campo. La escena se repite, una y otra vez, como si Jorge estuviera destinado a sentir como su ligamento peroneoastragalino anterior se tensa, sobre pasa su límite y se distiende, y como su cápsula articular va con él. Y es que e
l crack que escucha cada una de esas veces hace mella en la piel y más hondo.

Abre los ojos, es momento de tomar contacto con la dimensión terrena. Es Sábado, y a pesar de que tendría que amanecer en Cuenca no lo ha hecho. Se pregunta este ser si le ha merecido la pena no forzar, dejar pasar la oportunidad de una prueba única entre bosques y veredas, y ser preso de la ciudad del humo y del ruido donde cada vez se hace más difícil encontrar un momento de libertad. Su compañera de juego lo traicionó, lo expulsó del tablero, y ahora Jorge va con miedo de que la escena se repita; con miedo y con enfado, no quiere depender de un vendaje funcional y de los caprichos del destino para mantener los tobillos en su sitio.

Después de un finde urbanita y asfaltoso, se ha animado a probar sus articulaciones. Sabe que no está bien, que no le hace el juego entero y los giros cerrados a la derecha le dan pánico, aunque no sabe muy bien si le dan más pánico a su Yo racional o a su Yo reptiliano (por aquello del instinto de propia conservación). Ambos se niegan a volver al rincón oscuro del gimnasio, pero si es lo que tienen que hacer, lo harán; se quejan de vicio, son unos cascarrabias.

Quizá ir tierras portuguesas este fin de semana sea un error, pero, a fin de cuentas, ¿qué es la vida si no más que errores y matices?

 To die, to sleep.
To sleep, perchance to dream -

Tendré que ir a preguntarle a Hamlet, o a Segismundo.



domingo, 3 de abril de 2016

No se si he corrido o me han pegao

La FEDOneta de la Herrán Jr es joven, pero ya tiene ese aura mágica que la envuelve. Alberga especímenes extraños como una manada de lechones, un julapa que se pregunta "no se si he corrido o me han pegado" o un opositor que se cuela 2º en la Media de Élite pero que se equivoca y acabamos en León en vez de en Madrid a la vuelta. El mundo está loco.

Con un Luis Milvaques más Godzilla que nunca, un Carlos Raico con un superhábit de instinto killer, un Cosmonio más enriquecido que Donald Trump, un Elmar silensioso y un algún catalán que podríamos Eloigiar, este CEO 2016 Pontevedra se presentaba muncho ajustado. Y es que el bosque/selva gallego no perdona.


Las lesiones esta temporada no me han dejado entrenar del todo bien, y para más inri mi triángulo andaba un poco escaleno las semanas previas al campeonato (Demasiadas Mujeres, bastante estudio y muy poca orientación). Llegaba Semana Santa y Jorge iba un poco de capa caída por ese MP que lo dejó fuera del Universitario. Fueron necesarios unos días de retiro espiritual en los autobuses del transporte público y un par de sesiones dobles en solitario con aguanieve para volver a encontrar el Flow y conseguir un par de bombonas de Confiansa de cara al CEO. La fórmula funcionó y consigo levantar cabeza para la gran cita.

Antes de salir en la Larga Distancia, cuando Jorge se concentraba, recordó los consejos de Rarri: 

1. Hazlo fácil.       2. Vuelve a disfrutar.

Con la imagen en la retina de las buenas sensaciones en Horche, corro con rabia: quiero volver a disfrutar de mi cuerpo y de mi nirvana espritual orientadora todo lo que no lo he podido hacer esta temporada. Uno sabe que no llega ni mucho menos en su mejor momento de forma, pero también sabe que si tiene los machos lo suficientemente grandes puede pelear 1 prueba, la primera, puesto que ya después su cuerpo se quedaría sin gas. Y así fue, Jorge peleó una Larga Distancia casi limpia (con BonoLoto en las pierdras del verde 3) se llevó una Plata para casa.

A la mañana siguiente, corriendo el "Cross das Rias Baixas" lidero la primera posta hasta cruzar la carretera; empiezan entonces los juegos del hambre. Cosme cabrón tiene el forking corto, y se pregunta porqué un murciano sin opciones a podio en los relevos le pelea tanto la posta: una batalla no es bonita si dos no la pelean.


Y aquí acaba para mí el Campeonato de España.

El no tener ya gas para más me dejan fuera de combate en un Sprint de cartografía...digamos que un tanto peculiar... y en una media en la que no tengo ritmo y acumulo fallos, me paro a andar y hasta me cuelo en una zanja de la que tengo que ser rescatado.

Aquí todos somos vencedores y vencidos. Enhorabuena a los medallistas, a los clasificados al JWOC, y a los truchas como algunos de nosotros que ni lo uno ni lo otro.

Ahora que ha pasado el CEO: 
¿para que seguimos entrenando?
¿Conseguirá alguien las 4 coronas algún día? ¿Y las 5 ;)?
¿Aparecerás como entrenador en el escolar?
 ¿Sobrevivirás a los lidar NAZIS para una Suiza a la que no vas? 
¿Habrá revancha para el clásico Fedoboy?


Stay focused, George, stay focused

miércoles, 17 de febrero de 2016

Vaguada y Bancal

Tras una dura batalla entre los cerebros reptiliano-racional-emocional durante las pasadas semanas, Jorge ha salido victorioso de la cuesta de Enero-Febrero con sus diez mandamientos por bandera; si bien es cierto que ha roto alguna que otra regla deliberadamente tras acabar su periodo de exámenes (acción que fue estrictamente necesaria para su supervivencia).

 Jorge celebra hoy su vuelta a la rutina.

A pesar de cumplir con su decálogo algo malo tuvo que hacer, pues el karma se lo devolvió tras la primera prueba de Liga Nacional y clasificatoria para el JWOC con una "gonalgia con bloqueo de flexión en rodilla derecha + meniscitis del menisco interno + bursitis subcuadricipital" que lo ha mantenido desde entonces en las sombras del gimnasio, allí donde están las bicicletas estáticas y las elípticas (inventos del demonio). Quizá fuera esa poca mayonesa que se le coló en el bocadillo de tortilla de patatas una fría noche de Enero.

Mucho tuvo que repetírselo hasta que le entró en el coco, pero ni la lesión ni los exámenes han podido con él. Alguien dijo una vez "cuando estás lesionado es cuando más tienes que entrenar"; y así es. Es cierto que ha habido días oscuros en las que la procrastinación y las ganas de socializar y abandonarse a esa rubia tostada de mirada espumosa (también me gustan negras, no os voy a engañar) han sido superiores a las de entrenar, o en las que la cama lo miraba con ojos más lujuriosos que la elíptica; Jorge es un ser de monte, un ermitaño, y pierde un poquito de su esencia cada vez que se ve confinado entre cuatro paredes y dos ruedas que ni siquiera lo llevan a ningún lado, o a estar sentado en su araña roja de cinco patas negras mirando esbozos incomprensibles de algo que reconoce como su letra hasta que caiga el sol. De hecho, todavía se pregunta quién es ese apuesto joven que lo acompañaba en sus Fartlek y rodajes en la estática del gimnasio y que curiosamente no paraba de imitarlo enfrente suya (cosas de la vida). Pero con todo y con eso, gracias también a la ayuda esporádica del deleite de un Pastelico de Carne en la urbe, Jorge ha sido capaz de mantenerse medio a flote y no morir en el intento.

Hoy, después de casi 1 mes, Jorge ha vuelto a entrenar en grupo, a sentir el calor de los compañeros y a encontrar la satisfacción el el sufrimiento y el trabajo. El LOM se le escapó, pero está dispuesto a volver a disfrutar del bosque, de su cuerpo y de su ratito de libertad este fin de semana en el Costa Cálida. 
Veremos a ver si la rodilla lo respeta.


martes, 12 de enero de 2016

Decalŏgus Januarius

1. Entrena cuando puedas, estudia cuando lo necesites
Escena bíblica: Jorge sosteniendo las tablas
del Decalŏgus Januarius

2. Stay healthy, injury free

3. Todo o nada.

4. Siempre puedes más.

5. Eficiencia: no importa cuánto, sino como.

6. Bye Bye Mayoneese

7. Dormir o morir

8. Con S de Confiansa

9. Domina a tus tres cerebros (reptiliano-emocional-racional)  Alforfón

10. You will never smoke alone (o mejor, evitar fumar)


Dos meses por delante para apretar los dientes y sobrevivir. A por ellos.