domingo, 26 de mayo de 2013

Afilando los clavos, apretando los dientes.

Pasillo de transición entre zonas.
El CEEO-2013 se acerca por momentos, tanto que ya casi puedo tocarlo. Este año nos espera un terreno técnico y muy interesante donde para poder volar estamos entrenando mucho y bien. Queremos hacer las cosas bien, no voy a dejar escapar mi último campeonato oficial de este año.

Para ello este último finde antes del campeonato ha tocado irse a pelear, o más bien danzar con las Dunas de Guardamar, donde gracias a Pablo Costa y Santiago del Moral hemos podido disfrutar de unos cuantos recorridos cortos y dinámicos, muy pero que muy entretenidos.



Las sensaciones son buenas, un buen punto de forma física me hace sentirme cómodo al moverme por la arena de las dunas, y haber encontrado una metodología de concentración con la que evitar pensamientos inútiles y estribillos y melodías que tararear mentalmente me han hecho encontrar ese punto de equilibrio del que en ocasiones he disfrutado (entonces salieron bien las cosas).

Último ejercicio, sin prisa pero
sin pausa. Ritmo trotón.
Primer ejercicio. Toma de contacto
con el mapa y el terreno. Sin balizar.

La gente está muy fuerte, yo no voy a ser menos.



El terreno se presenta técnico e interesante, y yo no voy a ser menos.


La gente va a volar, y yo, con ellos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

No me seas rata y firma el comentario