miércoles, 23 de marzo de 2011

Pasos de gigante. Domingo.

Bueno, tras hacer un intento fallido de salir la noche anterior ya que cuando volvimos a casa Jorge y yo estábamos tan casados y la fuerza gravitatoria del sofá era tan fuerte, acabamos medio dormidos "viendo" una película en el sofá... Nos levantamos con cierta pereza y más de lo mismo de siempre...

En otros míseros veinte minutos en coche desde la misma puerta de casa y para zona de carrera, donde la zona de meta vuelve a estar a tropecientos metros. El domingo se presentaba más animado porque aunque por la categoría no nos correspondía salir a la caza, si que pudimos ver las salidas de las categorías superiores como los H20 y los HE que estuvieron bastante chulas(por cierto que pensamos en poder salir a la caza nosotros en cuanto podamos)

Llegó la hora de empezar a calentar después de haberme vendado los tobillo con esparadrapo, eso sí, pensando en la que me esperaba después para quitármelos. Empiezo a calentar y noto las primeras molestias en la espalda de la caída el jueves anterior saltando pértiga y también el tobillo me da de vez en cuando un pinchazo, por lo que empecé un poco con el pie izquierdo...

La primera "dificultad" de la carrera es que el triángulo de salida se encontraba a unos escasos... 40 metros de los mapas, por lo que no te daba tiempo a anticiparte a las balizas y a planear la ruta con calma y cabeza y, como consecuencia de utilizar más las piernas que la cabeza, hago escabechinas como la de baliza 4, la 5 o incluso la 7 aunque esa fue la principal pérdida de tiempo de la carrera: De camino a la 6 alcanzo a un corredor de mi categoría que salió uno minutos antes y que tras picar conmigo las dos siguientes balizas me deja atrás, ya que al llegar a la 7, creo que estoy en la baliza 8 y echo a correr hacia el norte hasta que me como la valla que hay sobre la 7 (pero claro, en mi cabeza estoy saliendo de la 8 y en esa zona del mapa no hay ninguna vaya, por lo que doy un par de vueltas) hasta que finalmente recuerdo que en realidad estoy en la 7  y echo a correr todo lo que me permiten las piernas, sabiendo que ese fallo me había hecho echar un dos o tres minutos preciosos. A eso hay que sumarle el que no encontraba la dichosa depresión en la baliza 12: pasé por al lado, volví a pasar de vuelta al claro y no hubo narices a encontrarla hasta que ya por desesperación decidí ver hacia dónde iba una corredora que pasaba por allí y que finalmente me levanto la baliza jejeje...

Al final llegué ala meta en un tiempo de 39' y unos pocos segundos, quedando en no se cual posición a siete minutos del primero del domingo y, que tras unos minutos de no saber si había quedado 2º o 3º en la general, salieron los resultados totales y descubrí con asombro que me habían salvado quince segundos y finalmente quedé en 2ªposición. Jorge se ve que esta temporada se va a abonar al número 4(dios lo quiera) ya que van dos de dos cuartas posiciones en la liga nacional y cada vez quedan menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No me seas rata y firma el comentario