miércoles, 10 de julio de 2013

#MeGustaDeNoche Las Alquerías

Tengo ganas de Orientación y la tarde pasa lenta, pero por fin llega el momento: el sol se va a dormir y la luna se va de juerga; el bosque nos espera.

Nos preparamos para el paseito, hacemos el reparto de mapas para DesOrientados (símbolos ocultos) y mapas para nenas (completo), echamos la foto del antes y hacemos una salida en masa un tanto desastrosa (más caótica que la del Relevo de la Amistad del WSCO). 

7'6km que se van a 9'4km
Raul Ferra y yo salimos los primeros en cabeza, pero muy pronto, de camino al primer control hago un caracolillo con el que me quedo atrás. Me noto bastante cómodo  y ágil corriendo a pesar de haber hecho pocas carreras nocturnas. Hago la primera parte del recorrido intentando no desviarme demasiado, pero me es imposible, no consigo enlazar buenos controles ya que los errores de dirección son continuos, sin mencionar lo que me costó aprender a mirar el mapa sin quedarme ciego en el intento.

Llegamos al control del bucle  donde encuentro un avituallamiento, cortesía de Jesús Martínez   ,que me viene de lujo ya a pesar de ser de noche y hacer buena temperatura estoy perdiendo un montón de líquido, y todavía me quedan unos cuantos controles por delante. A partir de aquí la cosa se vuelve muy diferente debido a que es una zona de navegación muy somera donde si de por sí hay pocos elementos, con el mapa de sólo curva y elementos rocosos hay menos todavía. Los controles de rumbo se me hacen eternos, a pesar de que el mapa está en 1/7.5000 las distancias se me hacen muy largas entre controles, todo se me distorsiona en la oscuridad de la noche. Desarrollo así en estos controles la técnica del RADAR, que consiste en hacer rumbo hacia el control barriendo la mayor parte de bosque posible con la luz del frontal, con la esperanza de encontrar el reflectante de la baliza ;y parece dar resultado en los controles 17 y 21,

Desde el control 17 las sensaciones son buenas, me sigo notando cómodo y parte del bosque, pero todo cambia cuando camino del control 26 me dispongo a cruzar la rambla: no hay manera, la maleza ocupa su interior y no hay tu tía para pasar por ahí. Finalmente activo el modo SWAT y consigo colarme por un hueco por debajo de las plantas y aparezco en el otro lado de la rambla, de la que para salir tuve que subir por el cortado como pude. Poco me dura la satisfacción de haber conseguido cruzar la rambla, pues camino del control 27 la historia se repite.

Miro la hora, son las 23.15h, no me va a dar tiempo a acabar pues la hora de recoger controles se acercaba, así que decido terminar el bucle y terminar con el entreno.

Finalmente paro el crono con 1h30min en las piernas, 9'44km de paseito nocturno y con las ganas de repetir la experiencia en cuanto pueda, eso sí, con la mejor compañía.


1 comentario:

No me seas rata y firma el comentario