viernes, 3 de febrero de 2012

Se acerca...

A un suspiro de empezar la temporada, y tras una pre-temporada de tediosas y solitarias series, rodajes largos al ritmo de Platero y Tú y de mucho,mucho trabajo, me asaltan las dudas:

-¿Estaré preparado este año?
-¿Cumpliré mi objetivos?
-¿Aguantaré ahí arriba, dando guerra?
-¿Estarán los demás mucho mejor que yo este año?

Y es que, durante las series donde la única compañía era el tirurí del garmin diciendo acelere, y durante los largos rodajes solitarios, tienes tiempo para pensar.
Me asaltan las dudas. Hacer las series solo y sin liebre, ni si quiera con  compañeros me desalienta, me quita las ganas, pero sobre todo, me quita la ilusión. Me siento un poco perdido, tengo miedo a fallar: a fallarme a mí mismo y a fallar a los que confían que lo haga bien.
Soy joven, mucho, y me queda mucho por disfrutar, mucho, pero durante esta pretemporada y sobre todo ahora, cuando se acerca el comienzo de la temporada, la prueba de fuego, las dudas me comen por dentro y como ya he dicho, me quitan bastante la ilusión y me bajan la moral..
Supongo que ahora tocará entrenar y sufrir, sufrir para luego, disfrutar.

George.

3 comentarios:

  1. Tranquilo si el arranque es flojo te servirá de incentivo para que esa soledad se alargue porque la necesitaras, y si es fuerte, te sentirás recompensado y con ganas de más series. Pero no le des más vueltas la temporada es muy larga y esos frios ratos son solo el primer y más grande escollo. Si quieres algún día podiamos quedar en esos fines de semana en blanco intermedios y nos perdemos a la vez por el bosque, pero cada uno por su lado,EH!!! jejeje.
    Nos vemos el Domingo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jesús por el Consejo, ya te comentaré algo este domingo sobre perdernos por Coto Cuadros

    ResponderEliminar
  3. Imposible que te falles a ti mismo. Solo has de tener clara una cosa, y es lo que de verdad quieres. Y por lo que parece que quieres llegar lejos en esto.
    En los entrenamientos debes de tener siempre presente por lo que luchas, porque es muy fácil motivarse en la competición, pero si lo estas cada día sabiendo por lo que luchas y en quien te quieres convertir, ten por seguro que no te fallaras. Si las cosas no te salen como esperabas busca los fallos y sigue. Te digo (por experiencia) que con esfuerzo, motivación y mucha disciplina (o autodisciplina) acabará valiendo la pena.
    Disfrutalo día a día, entreno tras entreno y serie tras serie. Y quizás lo que ahora te parece un sueño, algún día lo tengas al alcance de la mano.

    ResponderEliminar

No me seas rata y firma el comentario